África

17.12.2019 00:00

 

 INFORME ANUAL 2019 

 

AFRICA

Benin

 

Burkina Faso

 

Burundi

 

Camerún

 

Chad

 

Comores

 

Congo

 

Costa de Marfil

 

Eritrea

Etiopía

 

Gabón

 

Gambia

 

Ghana

 

Guinea Bissau

 

Guinea Conakry

 

Guinea Ecuatorial

 

Kenia

 

Liberia

Malawi

 

Mali

 

Mauritania

 

Mozambique

 

Nigeria

 

República Centroafricana

 

República Democrática del Congo

 

Somalia

 

Sudáfrica

Sudán

 

Sudán del Sur

 

Tanzania

 

Togo

 

Uganda

 

Yibuti

 

Zambia

 

 

 

     01 Chad 
     01 Ghana 
     01 Nigeria 
     01 República Democrática del Congo 
     03 Somalia 
          
          
          

 

Fuera de las zonas de conflicto, el otro gran peligro que afrontan los periodistas es igualmente impalpable, aunque más predecible: se trata del crimen organizado. Como ha revelado el informe de investigación de RSF “Los periodistas, pesadilla de la mafia”, esta última se cuenta entre los peores depredadores de periodistas de investigación, en cuanto estos se interesan por sus asuntos un poco más de la cuenta. En Ghana, Ahmed Hussein-Suale recibió tres disparos en enero, cuando regresaba a su casa. El periodista había participado activamente en la gran investigación sobre la corrupción en el fútbol ghanés, durante la que se produjeron amenazas contra numerosos periodistas de Tiger Eye, ante la indiferencia general.

 

 

     04 Burundi 
     01 Camerún 
     01 Chad 
     15 Eritrea 
     01 Nigeria 
     01 Somalia 
     01 Tanzania 
          

 

 

En Tanzania, el periodista de investigación Erick Kabendera, detenido el 29 de julio, sufre problemas respiratorios y signos de parálisis en las piernas que le impiden caminar correctamente. Varios de sus familiares temen que el deterioro de su estado de salud esté relacionado con su encarcelamiento.


También en el continente africano, dos informes médicos señalan que el estado de salud del ex director general de la radiotelevisión pública de Camerún, Amadou Vamoulké, encarcelado y juzgado por delitos económicos nunca probados por la acusación, requiere evacuación médica y hospitalización en un centro de diagnóstico y cuidados especializados. Un neurólogo del hospital americano de París consultado confirmó que el periodista, de 69 años, presentaba “cuadro de fallo en ambas extremidades, severo y progresivo”. Se propuso una “hospitalización en Francia”, pero fue en vano.